COLUMNA CALLE MELANCOLÍA…DE LA PÁGINA EN BLANCO (VIDEO)

Por Oscar A. Medina

“…Te debo una canción pero la dulce absenta del olvido, ladridos de noche y televisados, el muro helado que cerca tu jardín, en fin, quizá los telediarios, no me dejan pensar, ya ves, en melodías. Pero yo estoy en ello, te juro que no se me olvida…”
Ismael Serrano

 

Uno pensaría que cuando se gana la vida redactando, se tiene suerte, a uno le pagan (entre más o menos mal a más o menos regular) por estar enterado.

Mientras que en otras profesiones leer el periódico en la oficina es motivo de despido o por lo menos de un regaño bien dado, en este negocio, es señal de que “el señor está trabajando” claro, igual estás leyendo la columna más columna de todas las columnas (obvio la mía…Jajajajaja) o la columna de sexo (porque a dios gracias hay columnistas, algunas de ellas muy guapas, que escriben de sexo y cosas sucias… Mmmm qué rico).

Sin embargo, hay riesgos en esta profesión, desde que alguien se enoje por lo que escribes (saludos a los enanos mentales de ya saben dónde están y que ahora trabajan también ya saben dónde) y te mande golpear otro riesgo es tener que enfrentar al síndrome de la “página en blanco”.

Con el tiempo y un “ganchito” porque en esto de ser reportero el tiempo y el ganchito son la clave para una buena nota, foto o crónica, descubro que la mejor forma de luchar contra la página en blanco es leer, escribir, pero sobre todo, vivir.

Uno no puede escribir si se la vive frente al ordenador, la única forma de ser coherente con esta profesión es andando en la calle, donde hay gente, vicios, problemas, realidades pero sobre todo en el sitio “donde hay”.

fiel lectora
Fiel lectora nos regala “grandes” (ni tanto pero si bonitos) motivos para desear estar en alguna playa del mundo en estas vacaciones de Semana Santa

En estos tiempos tan virtuales, tan de me conecto, te conectas y nos conectamos, uno se olvida que en el proceso “conectitivo” (o sea de conectarse) no hay nada mejor que la conexión que implica tocarse, olerse, hablarse, pero sobre todo enterarse de primer mano o de primer piel (o sea de una fuente) y no tratar de entender el mundo a través de wikipedia.

Para entender las cosas que pasan es necesario caminar, platicar, relacionarse con otras personas, oler la calle, tener el tiempo y deseo de sentarse a platicar, conversar, soportar el sol, la lluvia, el frío, escribir cansado, con sueño, hambre, asoleado y un par de pisotones.

En estos tiempos modernos, cuando hay reporteros (por decirlo de alguna manera) que escriben en función a sus experiencias virtuales, a sus enlaces vía Sky o algún chat, me cuesta entender a dónde van los que se ganan la vida escribiendo, como van a darse las crónicas futuras, ¿los géneros periodísticos están condenados a desaparecer para dar paso a otros nuevos?

Ciertamente soy de otra época, cuando yo inicié en esta profesión (que es la más hermosa del mundo) se decía que un reportero “donde sea y cuando sea”, se respetaba a los viejos, la orden de un jefe de información no se discutía simplemente se cumplía, obvio, los grandes jefe no pedían cosas estúpidas y nunca por ninguna razón se llegaba a la redacción con las manos vacías.

Ahora, según me entero, hay redes sociales, se hacen notas de twitter y los reporteros ya no tienen un delicado aroma a alcohol… En fin.

Me choca pensar que todo tiempo pasado es mejor, sin embargo, de vez en cuando, se extraña el sonido de un teletipo, del fax, redactar la nota en máquina de escribir y tener una libreta en la mano.

Pues sí, temas hay, sin embargo, hoy me di el gusto de escribir sobre la página en blanco.

Sin embargo, sumándome a los tiempos modernos, entiendo que también tengo la prerrogativa de escribir de lo que me dé la regalada gana, y este lunes me valió queso el mundo y sin más, me dio flojera opinar.

Pero en fin… Hasta aquí alcanzaron 4 reales… Para mandar fotos o solicitar tu imagen erótica queda celebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de me urge que me cuenten las pecas de la espalda, por favor, pongan algo en el blog de esta columna, en http://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (si, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25 también nos pueden mandar insultos y peladeces a @kolia25 en twitter.

Hasta la próxima.

Fiel lectora nos regala “grandes” motivos para querer estar en cualquier playa del mundo disfrutando de las vacaciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s