EL JULI REAPARECERÁ EN AGUASCALIENTES

España.- El matador español, Julián López, informó que reaparecer en Aguascalientes, para participar en un “mano a mano” con el torero mexicano, Joselito Adame.

La noticia, se da después de que matador ibérico sufriera una cornada el pasado viernes en Sevilla.

La reaparición de Julián López se dará el próximo lunes 25 de abril, pese a que el matador aun tiene los puntos puestos, pero con la ilusión de poder triunfar en una plaza que es un talismán en su carrera.

Historia de El Juli en Aguascalientes

Tal fue el calado de El Juli en la Monumental de Aguascalientes que Julián, en su etapa mexicana, la calificaba como “su plaza”. En aquella época novilleril convirtió Aguascalientes en sede de triunfos apoteósicos.

El 15 de septiembre de 1997 indultó al novillo “Insurgente” de Campo Grande. El 25 de enero de 1998 cortó cuatro orejas y un rabo y el 4 de mayo volvió a triunfar en un histórico mano a mano mixto con Miguel Espinosa “Armillita” y con el cartel de “no hay billetes” en taquillas.

Como matador de toros se presentó el 1 de noviembre de 1998 con toros de Begoña.
En los años posteriores triunfó repetidamente, tanto en la temporada americana del invierno como en la feria de San Marcos. Desde el 29 de abril de 2006, cuando le cortó las dos orejas a un toro de Santa Bárbara, estuvo cuatro años sin torear en Aguascalientes. Hasta que reapareció el 30 de abril de 2010 para pasear las dos orejas de un toro de Xajay.

El pasado año, en su último paseíllo hasta la fecha en el coso hidrocálido, obtiene tres trofeos de un lote de Montecristo.

LA ANÉCDOTA
Pocos saben que la primera alternativa que concede El Juli fue en Aguascalientes el 27 de noviembre de 1999.

Con 17 años recién cumplidos Julián doctora al torero mexicano Javier Gutiérrez “El Cachorro” y se convierte en el padrino más joven de la historia del toreo.

UN RECUERDO

En su vida en México como novillero, cuando El Juli se encontraba tan a gusto en Aguascalientes que la llamaba “su plaza”, indultó un novillo en la Monumental hidrocálida el 15 de septiembre de 1997, el día de la celebración de la independencia de México.

Y El Juli, que por aquellos tiempos era casi mexicano hasta en el habla, brindó la faena con un sobrero charro, y tras la apoteósica faena a “Insurgente” y el indulto, simuló la suerte de matar con una banderilla en la mano derecha y en la izquierda, en lugar de la muleta, el mismo sobrero charro con el que había brindado la faena. El clamor en la plaza fue de época.

EL DATO
39 orejas y 2 rabos, un indulto y 12 puertas grandes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s