¿POR QUÉ A NUESTROS PAPÁS Y ABUELOS LES ENCANTA FACEBOOK?

Por Katie Rogers Reportera NYT

Si pensaron que después del surgimiento de Facebook en 2004 la gente mayor se iba a quedar sentada viendo pasar los gifs, emoticones y las actualizaciones de estado, están equivocados, según nuevas investigaciones.

En una encuesta con más de 350 estadounidenses de entre 60 y 86 años de edad, investigadores de la Pennsylvania State University observaron que las personas de tercera edad usan Facebook para estar en contacto con sus amigos y establecer relaciones con personas que comparten sus intereses. También les gusta saber lo que están haciendo sus seres queridos.

Estas motivaciones son muy parecidas a las que atrajeron a los estudiantes universitarios que fueron los primeros en conquistar Facebook, excepto por un detalle crucial. Para muchos de los entrevistados, ver fotos y videos de sus nietos fue una tentación muy poderosa, de acuerdo con S. Shyam Sundar, codirector del Media Effects Research Laboratory de la Universidad de Pensilvania.

“Ese es el motivo principal”, dijo Sundar, “así como la facilidad con que pueden realizar lo que yo llamo una vigilancia social, y estar pendiente de lo que pasa con sus hijos y nietos”.

Decidí añadir mi propia encuesta a la investigación y entrevistar a mi propio padre, Richard, que tiene 61 años y últimamente me ha estado vigilando a través de Facebook.

Desde una perspectiva de investigación académica, está en el extremo joven de la vejez y, como muchos de su edad, se siente menos viejo de lo que es. Evitó las redes sociales durante años. Pero al regresar a casa después de mi boda hace unos meses, quiso aumentar su contacto con familiares y amigos. Me dijo por el chat de Facebook (por supuesto) que su curiosidad por lo que hacen los otros fue lo que lo más lo motivó a aprender a usar Facebook.

Ahora, como todos los demás, se ha enganchado. Le desea feliz cumpleaños a mis amigos, comenta y comparte lo sobresaliente de su propia vida. Todavía firma sus comentarios con sus iniciales pero está aprendiendo. Incluso se unió a un grupo de Facebook de fanáticos de la música en su ciudad, donde compartió recuerdos sobre su concierto favorito (de The Beatles en 1964), así como fotos de su batería.

“Al principio creo que lo veía como algo ‘de moda’ que solo la generación de las computadoras usaba”, me dijo. “Luego, como de seguro nos pasa a todos, me empecé a enganchar al darme cuenta del gran alcance que tiene y cómo parece cambiar tantas vidas”.

Puede que los hallazgos no hayan sorprendido a los conocedores de la era digital, quienes han visto (algo incómodos) cómo sus padres se han enamorado de Facebook, pero los investigadores sostienen que las vidas en línea de las personas mayores, quienes son parte del grupo demográfico que más rápido ha crecido en las redes sociales, son mucho más misteriosas que los comportamientos excesivamente estudiados de generaciones más jóvenes.

Conforme la gente vaya envejeciendo, la comunicación con sus iguales mediante mensajes, actualizaciones de estado y comentarios se volverá más importante, afirmó Sundar, y Facebook deberá adaptar sus herramientas para un público de mayor edad.

“La idea es brindarle a la gente la oportunidad de socializar aún con restricciones físicas”, señaló Sundar. “Hay que crear una comunidad de retiro virtual, por así decirlo”.

En respuesta a este trabajo, varios lectores compartieron las historias de sus padres y abuelos en Facebook. Acá listamos algunas:

-“El abuelo de mi esposa es el mejor: literalmente escribe ‘ME GUSTA’ en lugar de darle clic para señalar que le gusta la publicación”.
Brendan McCaffrey

-“Me etiquetaron en muchas fotos de un evento en el que hubo bebida todo el día y mi abuela publicó en mi muro: ‘¿Alguna vez tienes tiempo para estudiar?’ ¡GRACIAS, ABUELA!”.
Brogan Bunnell

-“Tuve que eliminar a mi mamá de mis amigos en Facebook porque comenta excesivamente cada publicación. Le expliqué en persona que esta era la razón por la que ya no éramos amigas en Facebook. El otro día publiqué algo y por error en la configuración de publicidad elegí que fuera público. Mi mamá me mandó sus comentarios sobre mi publicación por mensaje de texto, luego mandó otro mensaje para aclarar que me había mandado el primer mensaje porque no podía comentar mi publicación en Facebook, y siguió con otra invitación de amistad en Facebook. No entendió nada”.
Aimee Myers Lynch

-“Alguien que conozco quería mandar su declaración de impuestos por mensaje privado a su hijo, pero en vez de eso lo puso en su muro como público y lo etiquetó”.
Moody Mohamed

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s